Translate - Traductor

desde el Conurbano

desde el Conurbano
Periódico Mensual

Ahuyentamiento Palomas Murciélagos

Ahuyentamiento Palomas Murciélagos
Palomas de Plaza de Mayo pasta ahuyentadora

Gafas

Gafas
Optica Ortopedia Gafas

Dr. Helou

Dr. Helou

Mejor Postura

Mejor Postura
Almohadones Terapéuticos + Relax

COTIZACION DOLAR - EURO

Páginas vistas en total

han estado...

Flag Counter

sábado, 12 de septiembre de 2015

Internet de las cosas: ¿el mundo ideal?

Quien solo ha escuchado hablar de "Internet de las cosas", simplemente asume que es un complejo término que no tiene aplicación práctica para la gente común. Sin embargo el IoT está cada vez más cerca e influirá en la vida de todos los seres humanos.

¿Qué es “Internet de las cosas”?
La Internet de las Cosas (IoT, según las siglas en inglés) es el concepto de que los objetos cotidianos se conecten a internet y participen juntos en un sistema, aunque también significa la convergencia de dispositivos acoplados, ya sean aparatos convencionales o inteligentes.

La IoT es una realidad, ya que en la actualidad existen muchas start-ups para ello y los fabricantes ofrecen productos que pueden conectarse a través de la red y ser dirigidos mediante aplicaciones de teléfonos inteligentes o accediendo a las redes sociales.

El objetivo es que las personas puedan manejar todos sus aparatos, aun no estando presentes y que tengan el control absoluto sobre ellos, en base a la interconexión de los mismos y a un acceso restringido al sistema personal. Es como la computación ubicua, pero va más allá y se extiende a todos los hogares, automóviles, negocios, personas y sistemas en el mundo.

¿Quién acuñó el término “Internet de las cosas”?
Kevin Ashton supuestamente acuñó la frase "Internet de las cosas", mientras trabajaba para Procter & Gamble en 1999. Más tarde fue co-fundador del Centro de Auto-ID en el Instituto de Tecnología de Massachusetts.

"Hoy los ordenadores y por tanto Internet, dependen de los seres humanos para obtener prácticamente la totalidad de su información. Casi todos los mas de 50 petabytes de datos disponibles en la red fueron capturados y/o creados por los seres humanos: escribiendo, grabando, tomando una fotografía o escaneando un código de barras", explica Ashton.

"Los esquemas convencionales de internet incluyen servidores y routers y así sucesivamente, pero dejan de lado los más numerosos e importantes routers de todos: la gente. El problema es que cada persona tiene poco tiempo, no siempre es precisa y a veces comete errores en la captura de datos del mundo real. Hay mucho por hacer, mucho más que simplemente enterarnos por el GPS que pocos kilómetros más adelante hay un atasco. El IoT puede cambiar al mundo, tanto o más de lo que lo hizo Internet”.

Un buen ejemplo de “Internet de las cosas”
Sin dudas cuando se está ante un concepto nuevo o complejo, no hay nada mejor que ilustrarlo con un ejemplo. El Equipo de Smarter Planet de IBM creó un video de 5 minutos que explica qué es exactamente Internet de las cosas y resulta un ejemplo brillante.

El Internet de las cosas podría permitir que una persona se despierte y experimente el día "ideal". El reloj de alarma, por ejemplo, se dispara en el momento adecuado porque como está conectado al calendario, sabe a qué hora tiene su primera reunión. El despertador calculó incluso, cuánto tiempo le tomaría prepararse y comprobó los horarios del ferry que usa para ir a trabajar.

El calentador de su casa fue encendido 30 minutos antes para que el ambiente esté caldeado y resulte acogedor. Mientras toma un baño, un sistema de audio le comunica la temperatura exterior y la previsión climática. Su coche está en marcha esperándole, pero el mismo audio le advierte que salga con unos minutos de antelación, porque hay problemas de tráfico.

Cuando está en camino de coger el ferry, se le avisa que hay un cierto retraso en la salida del mismo, por lo que puede relajarse y conducir sin prisas ni premuras. Al llegar a la plataforma de embarque el boleto ya está comprado y pagado, por lo que sube sin pérdidas de tiempo.

A lo largo del día estos sistemas le darán la información necesaria para que conduzca con cuidado, le prepararán una taza de café que le estará esperando cuando llegue a casa y habrán puesto a lavar y secar la ropa, además de conectar una alarma de protección y monitorizar los alrededores de su hogar, entre otras muchas funciones.

Todos estos dispositivos conectados serán manejados por sistemas automáticos a través de una red inalámbrica. ¿El resultado? La persona tiene una casa inteligente, gracias a los aparatos inteligentes, así como un coche práctico y funcional y una oficina eficiente. En pocas palabras: tiene una vida inteligente y le da la bienvenida a la Internet de las Cosas.

En resumen, nos espera un futuro conectado, híper pragmático y personalizado, en el que se tendrán en cuenta hasta los más mínimos detalles de nuestra personalidad a la hora de brindarnos seguridad, confort y funcionalidad. Surgen varias preguntas ante este panorama: ¿querremos todo ese orden, control y utilidades a nuestro servicio? ¿A qué cantidad de libertad y albedrío debemos renunciar ante un mundo tan sistematizado? El tiempo se encargará de darnos las respuestas… ¿o nos las dará nuestra aspiradora?
http://www.innovaticias.com/

Google+ Badge

Wikio

Wikio – Top Blogs
Se ha producido un error en este gadget.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Archivo del blog