Translate - Traductor

desde el Conurbano

desde el Conurbano
Periódico Mensual

Ahuyentamiento Palomas Murciélagos

Ahuyentamiento Palomas Murciélagos
Palomas de Plaza de Mayo pasta ahuyentadora

Gafas

Gafas
Optica Ortopedia Gafas

Dr. Helou

Dr. Helou

Mejor Postura

Mejor Postura
Almohadones Terapéuticos + Relax

COTIZACION DOLAR - EURO

Páginas vistas en total

han estado...

Flag Counter

jueves, 23 de julio de 2015

La grasa, el sexto sabor que podría combatir la obesidad

El común de las personas dicen distinguir cuatro sabores: dulce, salado, ácido y amargo. Sin em- bargo, esto sería incorrecto ya que actualmente nuestra lengua es capaz de reco- nocer hasta seis sabores.

Las personas, en general, aseguran que son capaces de reconocer cuatro sabores: dulce, salado, ácido y amargo.
Sin embargo, esto no es correcto, ya que la lengua humana es capaz de distinguir seis.

El quinto sabor se llama 'umami' y fue descubierto por científicos en 2010, aunque los japoneses lo habían identificado a principios del siglo XX.
Este sensación la entregan las comidas de origen oriental que son sazonadas con glutamato monosódico o más conocido como 'ajinomoto', que es el que exacerba los ingredientes.

Pero ese no es el último, ya que hace poco que se agregó otro a la lista, que además podría ayudar a adelgazar: la grasa. 

Un grupo de científicos del Centro de Investigación del Comportamiento Ingestivo de la Universidad de Purdue, ubicada en West Lafayette, Indiana, decidió averiguar cuáles son las razones de los altos índices de obesidad en el mundo y por qué tantas personas optan por comer en exceso.

Si los investigadores logran confirmar que el sabor a grasa es el incentivo para que las personas engorden, podrían entender el atractivo que tienen ciertos alimentos ligados al sobrepeso.

"Nuestros experimentos proporcionan un elemento que se da en la evidencia de que la grasa tiene una sensación de sabor y que es diferente de otros gustos. Identificar el sabor de la grasa tiene una serie de consecuencias importantes para la salud", explicó Richard Mattes, director del Centro de Investigación al diario The Independent.

El estudio se llevó a cabo con un grupo de personas que usaron 'pinzas nasales' para poder probar una serie de alimentos con diferentes sabores. Todas las muestras tenían igual forma y textura, la única diferencia era el sabor a grasa, lo que calificaron como "amargo e irritante".

"La investigación es difícil, porque no tenemos una palabra para describir dicha sensación. Pero hay evidencia de que los seres humanos y otras especies clasifican a la grasa como un sexto sabor", explicó Mattes.

De concretarse el descubrimiento podría tener una importante incidencia en la lucha contra las enfermedades cardiacas, la obesidad y en la eficacia de las dieta, pues se podría neutralizar o sustituir en pro de un régimen alimenticio más saludable.
Fuente: Agencia Uno

Google+ Badge

Wikio

Wikio – Top Blogs
Se ha producido un error en este gadget.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Archivo del blog