Translate - Traductor

desde el Conurbano

desde el Conurbano
Periódico Mensual

Ahuyentamiento Palomas Murciélagos

Ahuyentamiento Palomas Murciélagos
Palomas de Plaza de Mayo pasta ahuyentadora

Gafas

Gafas
Optica Ortopedia Gafas

Dr. Helou

Dr. Helou

Mejor Postura

Mejor Postura
Almohadones Terapéuticos + Relax

COTIZACION DOLAR - EURO

Páginas vistas en total

han estado...

Flag Counter

jueves, 5 de marzo de 2015

Néstor Garnica - La fiesta del violinero - 100 años con Sixto Palavecino


Néstor Garnica es uno de los músicos más reconocidos de los últimos tiempos y está presentando su flamante producción “Lunita del violinero”. El CD reúne obras propias, de Bebe Ponti, Horacio Banegas, Juan Carlos Carabajal, Chingolo Suarez, entre otros. 


Tenía 12 años cuando a iba al “Alero quichua” de don Sixto Palavecino a tocar chacareras y canciones de Horacio Guarany. Con 20 años gana como solista instrumental en el Festival de La Cumbre (Provincia de Córdoba) y en los 90 es revelación del Festival de Cosquín y en el 2004 Consagración. También lo consagran los festivales de La Salamanca y el de Jesús María. 

En 1993 recorre Chile, Bolivia, Uruguay, Paraguay, Brasil, México, Cuba y Perú en 1994 fue becado por la Universidad Nacional de Tucumán para viajar a Alemania donde recorrió diversas ciudades tales como Dusseldorf, Colonia y Bonn. Luego siguió perfeccionándose en Holanda en el Conservatario de Rotterdam. Visitó diferentes países de Europa integrando grupos de distintos géneros y estilos musicales. Grabó y tocó con artistas como que van desde Los Manseros Santiagueños a Los Autenticos Decadentes.

Desde hace 15 años lleva adelante “La fiesta del violinero” celebra los 100 años del patriarca del folklore: Sixto Palavecino 31 de marzo de 1915 - Santiago del Estero, Argentina, 24 de abril de 2009). Sixto, al igual que el misionero Francisco Solano y el mismo Néstor Garnica supieron como sacarle al violín la alegría del pueblo y transformar así los encuentros en una verdadera “fiesta del violinero”.

Cuentan que San Francisco Solano llega a Santiago del Estero, contempla a unos sonoros pajarillos cuyos coloridos plumajes salpican el aire de la árida madre de ciudades. Se pone al hombro el violín que lleva consigo y empieza a acompañar con el arco y las cuerdas la armonía y la alegría de la naturaleza. A los minutos docenas de indios lo rodeaban imitando aquel sonido y aquel movimiento. 

El misionero había nacido en marzo, trescientos años después nace – también en marzo - en Santa Cecilia, Barranqueras, Santiago, un violín salamanquero, que atrapa en el silencio de la siesta las manos de un niño llamado Sixto Palavecino. Cuentan, también, que la savia del algarrobo, ese algarrobo que Sixto escondía su violín, le trasmitió la alegría del pueblo para que todos los niños que tocaran ese instrumento, tocaran la esperanza del pueblo. El violín cubre las cuatro voces humanas: soprano, contralto, alto y bajo, en las cuatro cuerdas, por eso para los pueblos es la voz de muchos y la alegría de todos.

10 DE ABRIL
Sarmiento 3131, 011 4864-3200

Google+ Badge

Wikio

Wikio – Top Blogs
Se ha producido un error en este gadget.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Archivo del blog