Translate - Traductor

desde el Conurbano

desde el Conurbano
Periódico Mensual

Ahuyentamiento Palomas Murciélagos

Ahuyentamiento Palomas Murciélagos
Palomas de Plaza de Mayo pasta ahuyentadora

Gafas

Gafas
Optica Ortopedia Gafas

Dr. Helou

Dr. Helou

Mejor Postura

Mejor Postura
Almohadones Terapéuticos + Relax

COTIZACION DOLAR - EURO

Páginas vistas en total

han estado...

Flag Counter

miércoles, 25 de febrero de 2015

Soy médico, no quiero violencia en salud

El personal de salud  tiene derecho
 a trabajar en un entorno seguro,
 sin la amenaza permanente de la
 la violencia"
Por el Dr. Alejandro Risso Vázquez 

El reclamo de un médico ante la creciente ola de violencia contra el personal sanitario.

En los últimos años la violencia contra el personal de salud fue en ascenso en concordancia con la violencia que se refleja en una sociedad en la cual se han perdido todos los límites.

El personal de salud en su conjunto está a merced de la violencia cuando ejerce su trabajo que es el de curar a los enfermos. Médicos de guardia, de Emergencias y en unidades de Terapia Intensiva, además del gran stress que sufren por el ejercicio de su profesión, tienen que lidiar con la amenaza constante de ser agredidos por terceros que reclaman atención en un sistema de salud de la Argentina claramente en crisis.

Es moneda corriente que los médicos se vean involucrados en hechos de violencia cuando una ambulancia ingresa a asentamientos respondiendo a un llamado de auxilio por algún enfermo que lo requiere y no son cuidados por los agentes de la ley. En otros casos, como sucedió con los médicos del SAME hace pocos dìas, se encontraron en medio de un tiroteo en el que la ambulancia recibió impactos de armas de fuego. Y esto no quedo ahí sino que los delincuentes -para llamarlos de alguna forma- se hicieron presentes en la guardia del Hospital Piñero y atacaron a los médicos que estaban haciendo su trabajo.

Me pregunto: ¿hasta cuándo seguiremos los médicos sufriendo agresiones en nuestro lugar de trabajo, no solo físicas si no también verbales en muchos casos? ¿será el día que maten a un personal de salud cuando tomaremos conciencia de que así ya no podemos trabajar más?

La agresión que sufrimos los médicos no es privativa del ámbito público sino que también ocurre en el privado. Vemos día a día que la violencia contra el personal de salud se encuentra determinada por el ámbito en el cual nos encontramos.

El personal de salud tiene derecho a trabajar en un entorno seguro, sin la amenaza permanente de la violencia. La violencia física o psicológica influye directamente en la atención de los eferentes del sistema. Dado que el abuso no físico, como la amenaza o el acoso, puede tener graves consecuencias psicológicas, es conveniente utilizar una definición general de violencia en el lugar de trabajo.

La definición más utilizada es la aportada por la OMS:
Violencia en el lugar de trabajo: "El uso deliberado del poder, en grado de amenaza o efectivo, contra otra persona o un grupo en el lugar del trabajo, que cause o tenga muchas probabilidades de causar lesiones, muerte, daños psicológicos, trastorno del desarrollo o privaciones"

Como declaró el Dr. Gilardi -Médicos Municipales- los médicos queremos “usar guardapolvo, no chalecos antibalas”. Tanto Médicos Municipales como la Asociación de Médicos de la actividad Privada (AMAP) rechazan de plano toda agresión que sufran los médicos desarrollando su tarea que es velar por la salud de los enfermos.

El Dr.Garin, secretario general de AMAP, destacó la necesidad de “trabajar mancomunadamente entre las asociaciones de Médicos Municipales para dar respuesta a este problema que sufren todos los colegas de Capital Federal”.

Hace unos años, estando de guardia en el servicio de emergencia de un hospital del conurbano bonaerense, ingresó un paciente con una herida de arma de fuego en el abdomen, junto con otro colega comenzamos a estabilizarlo para que pueda ingresar a quirófano y, en los momentos en que estábamos trabajando para ello, ingresaron tres personas con la intención de terminar lo que habían hecho. previo al grito: “mataste a mi hermano, ahora te vamos a matar a vos”. Intervino la seguridad del lugar así como la policía pero mi compañero de guardia sufrió la agresión de uno de los malvivientes. No estamos ante hechos nuevos sino que nos encontramos ante el creciente nivel de violencia que vive la sociedad en todos sus estratos sociales.

Datos preliminares del portal medico Intramed de salud muestran que el 65% de los médicos reconocieron haber sufrido violencia. El 74 % de los médicos de aéreas críticas y emergencia en clínicas y hospitales públicos sufrieron agresiones físicas o verbales.

Dada la agresión que sufrieron médicos del Hospital Santojani en 2014, el Dr. Gilardi -de médicos Municipales- advirtió que se hace una denuncia por violencia contra médicos en el ámbito de CABA por día. Dato más que alarmante entre los profesionales que trabajamos en el cuidado de pacientes.

Sabiendo que la prevalencia de agresiones es de alrededor del 50% en nuestro país, esto refleja el creciente flagelo que vivimos los médicos. Advertimos que trabajar en ambulancias, servicios de emergencia y en aéreas de cuidados críticos es un factor de riesgo independiente para sufrir cualquier tipo de agresión física y/o verbal.

La gran preocupación que tenemos hoy los profesionales de la salud es que no se han tomado medidas por parte de los encargados del sistema de salud pública o privada para que esto no siga ocurriendo.

Hoy los médicos nos encontramos en un estado de vulnerabilidad para ser agredidos mientras hacemos nuestro trabajo: curar a los enfermos, que es nuestro principal fin.

Soy médico, no quiero violencia en salud.

Dr. Alejandro Risso Vazquez, coordinador médico de Terapia Intensiva del Sanatorio Otamendi y Mirolli, Bs. As., Argentina.

Google+ Badge

Wikio

Wikio – Top Blogs
Se ha producido un error en este gadget.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Archivo del blog